Publicado el 2 comentarios

Una familia muy especial

Existe una antigua jaculatoria que dice: Jesús, José y María: les doy el corazón y el alma mía. De este modo se inculcaba en los niños la devoción a quienes conocemos como la Sagrada Familia de Nazaret.

En tiempos de Jesús, la familia era concebida de manera distinta a como la conocemos nosotros y al concepto que hoy socialmente se tiene: no la formaban solamente padres e hijos, sino también abuelos, tíos y sobrinos. El varón era el más importante y la autoridad la tenía el de más experiencia, conocido como patriarca. La mujer quedaba un poco de lado. 

El ejemplo de la familia de Nazaret fue más humilde: una pequeña comunidad donde cada miembro cumple un rol diferente, pero todos son importantes. De hecho, Jesús, ya de adulto, pone de manifiesto que su familia es aquella que cumple la voluntad de Dios Padre. 

A través de la historia, la familia ha sufrido diferentes cambios según la época, la cultura y la sociedad en sus diferentes etapas. Actualmente, conocemos diferentes tipos de familia, tal vez no convencionales, pero que pueden catalogarse como tales. De esta forma, un grupo que vive en un mismo lugar, comparte las experiencias y tiene un proyecto en común, es considerado una familia.

Lejos de juzgar y discriminar, como cristianos hoy debemos acompañar desde el Evangelio los diferentes procesos que las personas van desarrollando a través de la vida, sin forzar situaciones ideales que, si bien son muy buenas, tal vez hoy no se cumplan a rajatabla. 

Una de las realidades más dolorosas es la violencia familiar. Sobre esto me atrevo a decir: donde hay violencia, no hay familia. Donde hay abuso y maltrato a la mujer y a los hijos, no puede existir un proyecto común. 

Por otro lado, las situaciones de pobreza extrema hacen que el ideal sagrado se vea condicionado por las necesidades económicas, la falta de una educación en valores, la promoción humana, la búsqueda del bien común. 

Cuando vemos a la Sagrada Familia, tal vez veamos muy lejos ese ideal que el Evangelista nos presenta. Pero no todo está perdido: María, José y Jesús se ven reflejados en tantas personas que viven en la calle o en la soledad de tantas otras que, si bien tienen un buen pasar económico, no encuentran el camino para lograr una vida digna.

Pienso en los tres, yendo a Belén, huyendo a Egipto, estableciéndose en Nazaret, yendo a trabajar a Séforis. Imagino a Jesús experimentando, junto a José, injusticias y discriminación. Lo imagino junto a María colaborando en las tareas del hogar. Lo veo junto a los vecinos aprendiendo las tareas del campo, ayudando en la siembra y la cosecha, sabiendo cuándo y por dónde el sembrador pasa y cuándo tiene que hacerlo entre espinas o terreno pedregoso, para poder comer, porque la mejor cosecha es para otros (cfr. Jesús, aproximación histórica – José A. Pagola).

La familia de Nazaret es sagrada y no se toca, porque construyó su casa sobre roca firme, porque está basada en la experiencia de todo un pueblo que sufrió, porque está cimentada sobre el Amor.

Ojalá podamos acercarnos a la misma experiencia y aprender a ver a Dios en cada miembro de nuestra, también sagrada, familia y en nuestra sociedad.

 

Pablo David Nobile

pablo.david.nobile@gmail.com

2 comentarios en “Una familia muy especial

  1. Bella reflexión!! Ojalá pudiéramos acercarnos “un poco” a la sagrada familia de Nazaret…
    Muchas gracias

  2. Q bonito lo tuyo!q esclarecedor!Soy mama de 6 hijos y tengo un marido ejemplar, trabajador, responsable, amoroso. Nuestra vida fue como la vida de la flia. De Nazareth, amor, trabajo, entrega. El resto se daba x añadidura, y si no venia, con el tiempo nos dabamos cuenta no era lo q necesitabamos ni para estar mejor y sobre todo no nos ayudaba a ser mas Santos. Animo a las flias. de hoy, no desnimarse, si lo tenemos a El incorporado en ntras. vidas, entonces Confiar, estamos en el Plan de Dios. Cariños! Y muchas gracias, estas reflexiones ayudan un monton!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *