Publicado el Deja un comentario

Semillas de Evangelio – Domingo XXX del Tiempo Ordinario

Nuestro amor al hermano es tan solo una respuesta agradecida a Dios que nos lo ha donado todo y solo nos pide tratar por igual al hermano. Amar al prójimo significa amarlo por sí mismo; hacerlo ‘por amor a Dios’ significa tan solo tratarlo por lo que es, un hermano.

Click aquí para descargar el material:

boton descarga

Click aquí para suscribirte:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *