Publicado el 1 comentario

La santidad en el mundo de hoy

Flyer

El día de todos los santos hacemos memoria de todas aquellas personas que, habiendo tenido una vida acorde al Evangelio, son parte hoy de la Iglesia Triunfante aunque no hayan sido canonizadas.

Pero ¿qué es la santidad? Decía un sacerdote: es hacer lo correcto en el momento justo. ¡Gran desafío! Claro, para eso está la vida aquí en la tierra.

Nos dice el papa Francisco en la encíclica “Alégrense y Regocíjense” (Gaudete et Exsultate):

“No pensemos solo en los ya beatificados o canonizados. El Espíritu Santo derrama santidad porque ‘fue voluntad de Dios el santificar y salvar a los hombres, no aisladamente, sin conexión alguna de unos con otros, sino constituyendo un pueblo, que le confesara en verdad y le sirviera santamente’ (LG). El Señor, en la historia de la salvación, ha salvado a un pueblo. Por eso nadie se nos atrae tomando en cuenta la compleja trama de relaciones interpersonales que se establecen en la comunidad humana: Dios quiso entrar en una dinámica popular, en la dinámica de un pueblo”. (GE 6)

Por eso es importante reconocer nuestro propio proceso de santidad y el de los demás, ya que todos estamos llamado a trascender esta vida, no solo individual sino comunitariamente.

Es también un ejercicio diario, que se manifiesta en nuestras intenciones y en nuestras acciones. Dios nos llama a ser santos y santas en nuestro trabajo, estudio y actividades diarias. Esto se juega en la relación con los demás y en como nos tratamos.

Por otro lado vivimos hoy un desafío en torno a esta fiesta, que tiene que ver con halloween, cuya celebración se popularizó en nuestro país durante los últimos años, muy discutida por cierto. En este sentido: ¿cuál es nuestra responsabilidad y nuestro discernimiento sobre nuestros hijos y nosotros mismos?

Culturalmente este fenómeno se da en un contexto social diferente al nuestro, incluso al latinoamericano. A nivel religioso la misma no es compatible con nuestra fe y nuestros principios. Pero ¿qué hacemos cuando nuestros niños son invitados o cuando son las escuelas, clubes etc. quienes las organizan?

¿Qué haría Jesús en estos casos? ¿condenaría o se involucraría?

Es bueno hacer un análisis que vaya en línea con el Evangelio y teniendo en cuenta el llamado a la santidad al que nos referimos al principio, sumando a esto el modo de ser Iglesia hoy y sin caer en la mojigatería. Ya no estamos en la época de la Cristiandad.

Nuestra misión como discípulos misioneros de Jesucristo es salir al encuentro de los demás y de las diferentes realidades que vivimos, según la propuesta del Maestro.

Que podamos vivir nuestro camino de santidad día a día, en comunidad y como Pueblo de Dios.

1 comentario en “La santidad en el mundo de hoy

  1. MUY buen.comentario !
    Me encantó !

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *