Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 9 de septiembre de 2019

Lc 6, 6-11: Acechaban para ver si curaba en sábado

Sta. María La Antigua Pedro Claver (1654) Primera lectura: Col 1, 24–2, 3 Dios me ha nombrado ministro Salmo responsorial: Sal 61, 6-7. 9

Un sábado Jesús entró en la sinagoga a enseñar. Había allí un hombre que tenía la mano derecha paralizada. 7 Los letrados y los fariseos lo espiaban para ver si sanaba en sábado, para tener algo de qué acusarlo. 8 Él, leyendo sus pensamientos, dijo al hombre de la mano paralizada: Levántate y ponte de pie en medio. Él se puso en pie. 9 Después se dirigió a ellos: Yo les pregunto qué está permitido en sábado: ¿Hacer el bien o el mal? ¿Salvar una vida o destruirla? 10Después, dirigiendo una mirada a todos, dijo al hombre: Extiende la mano. Lo hizo y la mano quedó sana. 11Ellos se pusieron furiosos y discutían qué hacer con Jesús.

Comentario

Vemos a diario que la competencia aparece en los distintos órdenes de la vida. Entendamos esto en dos sentidos, al menos. El más inmediato consiste en una especie de rivalidad entre dos agentes que disputan el mismo objeto. Esta rivalidad también se constata en terrenos de la religión, en las conocidas guerras de la fe, y que se notan en los desarrollos apologéticos de cada credo que busca prevalecer sobre los demás. Esa es una competencia divisiva y termina dañando los tejidos sociales, cuando la perspectiva no es conjuntar la diversidad bajo un proyecto común. El segundo sentido ve a la aptitud o talento de un individuo para realizar una actividad o acción; alguien competente en lo que realiza entregará resultados más satisfactorios que alguien incompetente. Pero las aptitudes se cultivan y se adquieren, no todas son innatas. ¿Cuáles son las aptitudes para ser ministro de Cristo? Colosenses menciona un par de ellas: sufrir por los creyentes y conocer a Cristo; son correlativas e indispensables para todo consagrado al Evangelio, es decir, para todo discípulo misionero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *