Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 9 de octubre de 2021

Lc 11, 27-28: Dichosos los que escuchan la Palabra

En aquel tiempo, mientras Jesús hablaba a la gente, una mujer de la multitud alzó la voz y dijo: ¡Dichoso el vientre que te llevó y los pechos que te criaron! 28Él replicó: ¡Dichosos, más bien, los que escuchan la Palabra de Dios y la cumplen!

Reflexión

Según las indicaciones de Lucas se narra algo crucial para la vida de los interlocutores de Jesús de Nazaret, para nosotros lectores del Evangelio así como para las generaciones futuras que posibiliten la escucha y praxis de la Buena Nueva. La mujer que irrumpe y alaba la hospitalidad del seno de la Madre de Jesús ve redimensionada su bienaventuranza, con la lógica del Maestro: somos hijos e hijas de Dios en el «Mesías-Hijo», somos hermanos y hermanas porque escuchamos su Palabra y la hacemos acontecer en la vida personal, comunitaria y sociocultural. En la medida que la Palabra acontezca en las relaciones y contextos humanos, será Palabra de Dios (Lc 8, 21). En este sentido, todo ser humano tiene la posibilidad de habitar en la dinámica del Reino, recuperando la memoria creadora y el talante profético de la práctica de Jesús en la que se nos invita a la construcción de la fraternidad (sororidad) universal. ¿Actuamos en consecuencia como hijos e hijas de Dios, y en el «Mesías-Hijo», como hermanos y hermanas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *