Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 9 de octubre de 2019

Lc 11, 1-4: Señor, enséñanos a orar

Héctor Valdivielso (1934) Primera lectura: Jon 3, 10; 4, 1-11 ¿No voy a tener compasión de Nínive? Salmo responsorial: Sal 85, 3-6. 9-10

Una vez estaba Jesús en un lugar orando. Cuando terminó, uno de los discípulos le pidió: Señor, enséñanos a orar como Juan enseñó a sus discípulos. 2 Jesús les contestó: Cuando oren, digan: Padre, santificado sea tu nombre, venga tu reino; 3 el pan nuestro de cada día danos hoy; 4 perdona nuestros pecados como también nosotros perdonamos a todos los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación.

Comentario

Jesús es presentado como modelo de oración. De ahí la pregunta sobre la enseñanza de la oración. Los judíos tenían muchas prácticas de piedad y oraban en la sinagoga y en los hogares. La oración del padrenuestro en Lucas tiene cinco peticiones. (1) Santificar el nombre. Dios es santificado cuando su nombre es usado para la liberación de cualquier opresión. (2) La llegada del Reino, cuya venida es la realización de las esperanzas y las promesas de Dios, donde se superan las frustraciones de los regímenes de turno. (3) El pan diario. Jesús invita a realizar un nuevo éxodo, en donde la experiencia de filiación y fraternidad genera una convivencia que garantiza la tierra, sus frutos y el pan para todos. (4) El perdón de las deudas. Jesús afirma que está aconteciendo el año de gracia por la Buena Nueva a los empobrecidos (Lc 4, 16). (5) No caer en la tentación, vencer el pecado y la muerte con la promesa renovadora de Jesús. ¿Qué valor le doy a la oración en mi vida?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *