Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 9 de julio de 2020

Mt 10, 7-15: Lo que recibieron gratis, denlo gratis

Ntra. Sra. de Chiquinquirá Paulina del Corazón A. de Jesús (1942) 9 Primera lectura: Os 11, 1-4.8c-9 Cuándo Israel era niño, lo amé Salmo responsorial: Sal 79, 2ac.3b.15.16

En aquel tiempo dijo Jesús a sus apóstoles: De camino proclamen que el Reino de los cielos está cerca. 8 Sanen a los enfermos, resuciten a los muertos, limpien a los leprosos, expulsen a los demonios. Gratuitamente han recibido, gratuitamente deben dar. 9 No lleven en el cinturón oro ni plata ni cobre, 10ni provisiones para el camino ni dos túnicas ni sandalias ni bastón. Que el trabajador tiene derecho a su sustento. 11Cuando entren en una ciudad o pueblo, pregunten por alguna persona respetable y quédense en su casa hasta que se vayan. 12Al entrar en la casa, salúdenla invocando la paz; 13si la casa lo merece, entrará en ella la paz; si no la merece, esa paz retornará a ustedes. 14Si alguien no los recibe ni escucha el mensaje de ustedes, al salir de aquella casa o ciudad, sacúdanse el polvo de los pies. 15Les aseguro que el día del juicio Sodoma y Gomorra serán tratadas con menos rigor que aquella ciudad.

Comentario

Para Jesús, el mensaje que van anunciando sus discípulos por las aldeas debe estar íntimamente relacionado con el método del trabajo de ese anuncio. El método de vida de los mensajeros con relación al dinero, a la enfermedad, al lujo en el vestir, al modo de transporte, etc., es el mejor anuncio de ese otro mundo alternativo del Reino de Dios, que además debe ir acompañado de una proclamación entusiasta. La vida de los mensajeros, con sus nuevas prácticas de humanidad, es inseparable del mensaje. Debe ser un proyecto lleno de gratuidad, donde el dinero y los vestidos de lujo sobran, un proyecto terapéutico que cure las dolencias de la vida humana amenazada, un proyecto de las casas donde nacen, viven y mueren los seres humanos. Un proyecto pacificador, con el anuncio del Shalom bíblico. Un proyecto integral para nuestra Iglesia en salida profética. No nos basta tener claro el mensaje, los dogmas, las reglas canónicas y los ritos litúrgicos. Todo eso debe ir acompañado de vidas alternativas. ¿Es la sencillez parte de tu anuncio?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *