Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 9 de diciembre de 2020

Mt 11, 28-30: Vengan los que están cansados

Pedro Fourier, fundador (1640) Juan Diego (1548) Primera lectura: Is 40, 25-31 El Señor da fuerza Salmo responsorial: Sal 102, 1- 4.8.10

En aquel tiempo, Jesús dijo a la multitud: Vengan a mí, los que están cansados y agobiados, y yo los aliviaré. 29Carguen con mi yugo y aprendan de mí, que soy tolerante y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su vida. 30Porque mi yugo es suave y mi carga ligera.

Comentario

Preparar el camino al Señor no es tarea fácil, exige esfuerzo y constancia. Esta disciplina trae frecuentemente cansancio y desánimo cuando las cosas no salen como deseamos y experimentamos las inquietudes que el profeta Isaías nos presenta hoy, sin embargo nos recuerda que en el Señor podremos recobrar las fuerzas, continuar preparando el camino sin fatigarnos. Cansado, agobiado, quemado son adjetivos que califican a muchos que trabajamos por llevar la Buena Nueva, preparar el camino del Señor y descubrir la desproporción entre los esfuerzos realizados y los escasos frutos recogidos, pero no todo está perdido ya que el Señor nos invita a “ir a Él” para comunicarnos su fuerza. Tomar su yugo y su carga es motivo de esperanza pues nunca nos dejará de atender y dar respuesta a nuestras necesidades, liberarnos de nuestras angustias y darnos confianza para vivir. El Adviento nos invita a nunca dudar de Dios. Cristo vino y sigue viniendo para consolarnos, fortalecernos y liberarnos de nuestros miedos y angustias. ¿Crees que Cristo te ofrece esperanza y paz interior?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *