Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 9 de abril de 2020

Jn 13, 1-15: Los amó hasta el extremo

JUEVES SANTO Primera lectura: Éx 12, 1-8.11-14 Prescripciones de la cena pascual Salmo responsorial: Sal 115, 12-13.15-16bc.17-18 Segunda lectura: 1 Cor 11, 23-26 Proclamarán la muerte del Señor

Antes de la fiesta de Pascua, sabiendo Jesús que llegaba la hora de pasar de este mundo al Padre, después de haber amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo. 2 Durante la cena, cuando el Diablo había sugerido a Judas Iscariote que lo entregara, 3 sabiendo que todo lo había puesto el Padre en sus manos, que había salido de Dios y volvía a Dios, 4 se levanta de la mesa, se quita el manto, y tomando una toalla, se la ató a la cintura. 5 Después echa agua en un recipiente y se puso a lavarles los pies a los discípulos y a secárselos con la toalla que llevaba en la cintura… 12Después de haberles lavado los pies, se puso el manto, volvió a la mesa y les dijo: ¿Comprenden lo que acabo de hacer? 13Ustedes me llaman maestro y señor, y dicen bien. 14Pero si yo, que soy maestro y señor, les he lavado los pies, también ustedes deben lavarse los pies unos a otros. 15Les he dado ejemplo para que hagan lo mismo que yo hice con ustedes

Comentario

Y se puso a lavarles los pies a sus discípulos. Es una escena que explicita quién es Jesús, cuál es su intención en la historia y qué es lo que busca de los seres humanos. Todo el camino que Jesús ha emprendido de servicio a la humanidad, de abajamiento, de humildad, culminará con la “hora” en la cual Dios revela su gloria. Es la última cena de Jesús. Se puede decir que es su testamento. Todo está dicho: el amor es lo único que puede transformar al ser humano y al mundo. No hay otro camino, no hay otra fuerza que haga posible la nueva humanidad. Cada vez que un creyente participa en la celebración eucarística se está acercando al centro de la vida cristiana. De la Eucaristía el cristiano tiene que salir renovado y transformado por la fuerza del amor y con la tarea de renovar y transformar el mundo desde el amor que ha celebrado. Hoy, Jueves Santo, lo volvemos a refrendar: es el amor, la única fuerza capaz de transformar la historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *