Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 8 de septiembre de 2020

Mt 1, 1-16.18-23: La Virgen dará a luz a un hijo

Natividad de María N. S. de la Caridad del Cobre Primera lectura: Miq 5, 1-4a El tiempo en que la Madre dé a luz Salmo responsorial: Sal 12, 6

Libro de la genealogía de Jesús, Mesías, hijo de David, hijo de Abrahán…12Después del destierro a Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel; Salatiel engendró a Zorobabel… 15Eliud engendró a Eleazar; Eleazar engendró a Matán; Matán engendró a Jacob. 16Jacob engendró a José, esposo de María, de la que nació Jesús, llamado el Mesías. 18El nacimiento de Jesús, Mesías, sucedió así: su madre, María, estaba comprometida con José, y antes del matrimonio, quedó embarazada por obra del Espíritu Santo. 19José, su esposo, que era un hombre justo y no quería denunciarla públicamente, pensó abandonarla en secreto. 20Ya lo tenía decidido, cuando un ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María como esposa tuya, pues la criatura que espera es obra del Espíritu Santo. 21Dará a luz un hijo, a quien llamarás Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados. 22Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había anunciado por medio del profeta: 23Mira, la virgen está embarazada, dará a luz a un hijo que se llamará Emanuel que significa: Dios con nosotros.

Comentario

Cuando nace una criatura todo el mundo se ilumina. Normalmente hay curiosidad, expectativa, regocijo alrededor de un nacimiento. Es que este acontecimiento es una continua manifestación de Dios, de su misterio, de la inmensidad de su misericordia con nosotros. Hoy la Iglesia celebra la solemnidad de la natividad de María, la madre de Jesús, madre de Dios. No hay datos exactos en la Sagrada Escritura sobre este acontecimiento. Tampoco existen datos sobre quiénes eran los padres de María. Pero la tradición ha señalado a Joaquín y Ana. Es curioso que el nombre Joaquín signifique “Yahvé construirá”, y Ana signifique “bondadosa”, “compasiva”, “llena de gracia”. Son notas características de quienes pudieron ser los progenitores de la “elegida del Señor” para realizar la encarnación, la humanización del mesías liberador. En todo caso, sea como sea, celebrar el nacimiento de María es confesar que la madre del salvador es una persona que forma parte de nuestra historia de gracia y de pecado (genealogía) y participa de nuestra condición. ¿Cómo vivimos en nuestro ambiente el nacimiento de una criatura?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *