Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 7 de agosto de 2020

Mt 16, 24-28: ¿Qué pagará un hombre por su vida?

Cayetano, fundador (1547) Sixto, papa y mártir (258) Primera lectura: Nah 1, 15; 2, 2; 3, 1-3.6-7 ¡Ay de la ciudad sangrienta! Salmo responsorial: Interleccional Dt 32, 35c-36b.39abcd.41

En aquel tiempo dijo Jesús a los discípulos: El que quiera seguirme que se niegue a sí mismo, cargue con su cruz y me siga. 25El que quiera salvar su vida la perderá; pero quien pierda la vida por mi causa la conservará. 26¿De qué le vale al hombre ganar todo el mundo si pierde su vida?, ¿qué precio pagará por su vida? 27El hijo del Hombre ha de venir con la gloria de su Padre y acompañado de sus ángeles. Entonces pagará a cada uno según su conducta. 28Les aseguro: hay algunos de los que están aquí que no morirán antes de ver al Hijo del Hombre venir en su reino.

Comentario

Jesús presenta a los discípulos las exigencias para seguirlo. En primer lugar, “renunciar a sí mismo, cargar la cruz y seguirlo”, es ir en pos de Jesús y rechazar el sistema injusto imperante. Es el compromiso de Jesús por revelar el amor del Padre hacia los últimos de la sociedad. En segundo lugar, aparece la dimensión de cualificar la llamada, la alusión a la vida, no se refiere a la vida biológica o inmortal, es evitar la banalización de la existencia gracias al seguimiento de Jesús. En tercer lugar, aparece la sentencia que el Hijo del hombre dará a cada uno según su conducta, con la llamada de percibir a Jesús como juez en la vida. La figura de la segunda venida del Señor está presente en la vida de fe, pero el evangelio de Mateo resalta que Jesús ya está presente en los pobres, cuanto lo hicieron con alguno de estos más pequeños, que son mis hermanos, lo hicieron conmigo (Mt 25,34-45) ¿Somos conscientes de las implicaciones de seguir a Jesús?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *