Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 6 de diciembre de 2019

Mt 9, 27-31: Jesús cura a dos ciegos

Cuando Jesús pasaba por un lugar, dos ciegos le seguían dando voces: ¡Hijo de David, ten piedad de nosotros! 28Al entrar en casa, se le acercaron los ciegos y Jesús les dijo: ¿Creen que puedo hacerlo? Contestaron: Sí, Señor. 29Él les tocó los ojos diciendo: Que suceda como ustedes han creído. 30Entonces se les abrieron los ojos, y Jesús les recomendó: ¡Cuidado, que nadie lo sepa! 31Pero ellos se fueron y divulgaron su fama por toda la región.

Comentario

Una vida sana y recta, en absoluta equidad, es lo que anuncia el profeta Isaías para el pueblo de Dios. Es un futuro promisorio, que está al alcance de la mano. Sin embargo, tres tipos de gente la impiden: los tiranos, los cínicos y los que urden maldad. Tirano es el que impone su voluntad al precio del derecho. El tirano se convierte en un usurpador porque excluye a Dios de la comunidad; muchas veces lo deja fuera mientras usa su nombre y sus símbolos religiosos. Los cínicos son los que no tienen compromiso alguno, ni siquiera consigo mismos; mienten como si la verdad no pesara ni tuviera consecuencias. Los malvados son personas que buscan dañar a miembros de la propia comunidad. Hoy, el profeta de Cristo Jesús no puede sino abrir los ojos y los oídos para “ver, juzgar y actuar” para que la salud de Dios, su santidad, llegue pronto a los más vulnerables y desaloje al tirano, al cínico y al malvado.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *