Publicado el 1 comentario

Evangelio del día y comentario – 5 de marzo de 2020

Mt 7, 7-12: Quien pide recibe

José Oriol (1702) Nuncio Sulpizio (1836) Primera lectura: Est 3, 6; 4, 11-12.14-16.23-25 Tú eres mi auxilio, Señor Salmo responsorial: Sal 137, 1-3.7c-8

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: Pidan y se les dará, busquen y encontrarán, llamen y se les abrirá, 8 porque quien pide recibe, quien busca encuentra, a quien llama se le abrirá. 9 ¿Quién de ustedes, si su hijo le pide pan, le da una piedra? 10¿O si le pide pescado, le da una culebra? 11Pues si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más dará el Padre del cielo cosas buenas a los que se las pidan! 12Traten a los demás como quieren que los demás los traten. En esto consiste la ley y los profetas.

Comentario

Al acercarnos al texto evangélico que propone la liturgia, caemos en cuenta de que el texto está en medio de dos propuestas tremendas que hace Jesús: “no juzgar” y la invitación de “entren por la puerta estrecha” para que los adheridos a Él sean conocidos por “sus frutos”. Esta ubicación de la perícopa, indica que la invitación de Jesús a “pedir”, “buscar” y “encontrar” tienen una intención mucho más fuerte, que fue debilitada por las interpretaciones simplistas que hemos hecho de este texto. Hemos de pedir dos cosas a Dios: primero, que “nos libre de nosotros mismos”, del egoísmo, de la murmuración, de colocarnos como norma para los demás y, segundo, que nos regale un “poco de su imaginación” a fin de vivir un estilo de vida basado en el respeto fascinante por la diferencia de los otros, convirtiéndonos en generadores de frutos de vida, inclusión, respeto y solidaridad, para que se dé en plenitud el proceso profundo de humanidad que Dios quiere para todas las personas.

 

1 comentario en “Evangelio del día y comentario – 5 de marzo de 2020

  1. “Pedir, buscar, encontrar”…Saber qué pedir, q ué buscar a Quuén encontrar. La primera lectura de Esther ilumina este evangelio, saber qué pedir y a Quién pedir….saber que fuere la situación que fuere, saber dónde encontramos la respuesta….el Señor ilumine nuestros corazones en este camino cuaresmal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *