Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 4 de enero de 2021

Mt 4, 12-17.23-25: Está cerca el Reino de los Cielos

Manuel González García (1940) Elizabeth Seton, fundadora (1821) 1Jn 3, 22–4, 6: Examinen si los espíritus vienen de Dios Salmo 2: Te daré en herencia las naciones

Al saber que Juan había sido arrestado, Jesús se retiró a Galilea, 13salió de Nazaret y se estableció en Cafarnaún, junto al lago, en territorio de Zabulón y Neftalí. 14Así se cumplió lo anunciado por el profeta Isaías: 15Territorio de Zabulón y territorio de Neftalí, camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los paganos. 16El pueblo que vivía en tinieblas vio una luz intensa, a los que vivían en sombras de muerte les amaneció la luz. 17Desde entonces comenzó Jesús a proclamar: ¡Arrepiéntanse que está cerca el reino de los cielos! 23Jesús recorría toda Galilea enseñando en las sinagogas, proclamando la Buena Noticia del reino y sanando entre el pueblo toda clase de enfermedades y dolencias. 24Su fama se difundió por toda Siria, de modo que le traían todos los que padecían diversas enfermedades o sufrían achaques: endemoniados, lunáticos, paralíticos y él los sanaba. 25Le seguía una gran multitud de Galilea, Decápolis, Jerusalén, Judea y Transjordania.

Comentario

La Buena Noticia no es una nueva religión. Jesús no plantea una estructura disciplinaria que legitima a unos, “buenos”, y que deslegitima a otros, “malos”. La Buena Noticia de Jesús es sorprendente; Él presenta un camino de humanización, para que toda persona, en especial el pobre y el vulnerable, encuentren la felicidad. Jesús es el Mesías que trae la vida, la felicidad y que trabaja por la dignificación de la persona. No anuncia una carga pesante que trae tristeza y aburrimiento. Devuelve la vista a los ciegos, hace que los lisiados caminen, los leprosos queden limpios, los sordos oigan y que los muertos resuciten. Él vino a anunciar la vida y la felicidad. Jesús es el Maestro de la alegría, por ello su Buena Noticia le da a la persona felicidad. El proyecto de Jesús está destinado a todos, sin excepción alguna. La Buena Noticia no son dogmas, ni doctrinas, ni ritos; es la humanización plena que alcanza toda persona y de la cual Dios es el inspirador y garante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *