Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 4 de diciembre de 2020

Mt 9, 27-31: ¿Creen que puedo curarlos?

Juan Damasceno (749) Primera lectura: Is 29, 17-24 Entonces, los ciegos verán Salmo responsorial: Sal 26, 1.4.13-14

Cuando Jesús pasaba por un lugar, dos ciegos le seguían dando voces: ¡Hijo de David, ten piedad de nosotros! 28Al entrar en casa, se le acercaron los ciegos y Jesús les dijo: ¿Creen que puedo hacerlo? Contestaron: Sí, Señor. 29Él les tocó los ojos diciendo: Que suceda como ustedes han creído. 30Entonces se les abrieron los ojos, y Jesús les recomendó: ¡Cuidado, que nadie lo sepa! 31Pero ellos se fueron y divulgaron su fama por toda la región.

Comentario

Adviento es tiempo de recobrar la vista. Las lecturas de este día nos iluminan al respecto. Isaías nos recuerda que la venida del Mesías estará acompañada por grandes liberaciones de males espirituales, físicos y morales; el evangelio nos presenta a dos ciegos que recobran la vista anunciando a Jesús como el Mesías prometido. En esta semana somos llamados a la vigilancia, con los ojos bien abiertos para la llegada del Señor, sin embargo, no basta con poder ver físicamente; se necesita la humildad de reconocer que aunque vemos estamos ciegos por nuestros comportamientos y actitudes negativas ante la vida y las personas. No dejemos pasar este tiempo de gracia para pedir ayuda al Señor. “Ten piedad de nosotros, Señor” sea una aclamación constante. Recordemos que la fe parte de un reconocimiento realista de nuestra pobreza y llega así a una confianza absoluta en el poder de Jesús “Sí, Señor, creemos que puedes hacerlo”. Es un viaje difícil en tiempos de autosuficiencia y desconfianza, sin embargo, siempre posible. ¿Qué me impide ver la llegada del Señor?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *