Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 30 de noviembre de 2020

Mt 4, 18-22: Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron

Andrés, apóstol (s. I) Primera lectura: Rom 10, 9-18 La fe nace del mensaje Salmo responsorial: Sal 18, 2-5

En aquel tiempo, mientras caminaba junto al lago de Galilea, Jesús vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y Andrés, su hermano, que estaban echando una red al lago, pues eran pescadores. 19Les dice: Vengan conmigo y los haré pescadores de hombres. 20De inmediato dejaron las redes y le siguieron. 21Un trecho más adelante vio a otros dos hermanos, Santiago de Zebedeo y Juan, su hermano, en la barca con su padre Zebedeo, arreglando las redes. Los llamó, 22y ellos inmediatamente, dejando la barca y a su padre, le siguieron.

Comentario

Adviento es reconocer y acoger al Señor que viene continuamente a nosotros. Seguirlo en el camino que conduce al Padre. En este ambiente hoy celebramos la fiesta del apóstol Andrés. Jesús llama a algunos que ya teniendo organizada su vida les exige un cambio de ruta, una nueva orientación a la existencia. Esta fiesta nos recuerda que el llamado a una vocación de especial consagración es iniciativa del Señor. La palabra del Señor es eficaz creando en los corazones la disponibilidad para una respuesta generosa y sin condiciones: ser enviado, predicar, escuchar, creer. Esta es la vocación y misión de los apóstoles. Al celebrar a san Andrés se nos exhorta a renovar y reavivar nuestro seguimiento de Cristo. Sólo se puede dejar la familia y el trabajo cuando percibimos la voz de Jesús y la aceptamos. Esto nos prepara para cualquier sacrificio si nuestra fidelidad lo pide en toda circunstancia. Somos llamados a renovar nuestro espíritu misionero. ¿A cuántos anunciamos de Palabra y obra que hemos encontrado al Señor que nos llamó a seguirlo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *