Publicado el 1 comentario

Evangelio del día y comentario – 30 de marzo de 2020

Jn 8, 1-11: ¿Nadie te ha condenado?

Zósimo (418) Primera lectura: Dn 13, 1-9.15-17.19-30.33-62 Siendo inocente, voy a morir Salmo responsorial: Sal 22, 1-6

En aquel tiempo, Jesús se dirigió al monte de los Olivos. 2 Por la mañana volvió al templo. Todo el mundo acudía a él y, sentado, los instruía. 3 Los letrados y fariseos le presentaron una mujer sorprendida en adulterio, la colocaron en el centro, 4 y le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en adulterio. 5 La ley de Moisés ordena que mujeres como ésta sean apedreadas; tú, ¿qué dices? 6 Decían esto para ponerlo a prueba, para tener de qué acusarlo. Jesús se agachó y con el dedo se puso a escribir en el suelo. 7 Como insistían en sus preguntas, se incorporó y les dijo: El que no tenga pecado, tire la primera piedra. 8 De nuevo se agachó y seguía escribiendo en el suelo. 9 Los oyentes se fueron retirando uno a uno, empezando por los más ancianos hasta el último. Jesús quedó solo con la mujer, que permanecía allí en el centro. 10Jesús se incorporó y le dijo: Mujer, ¿dónde están? ¿Nadie te ha condenado? 11Ella contestó: Nadie, señor. Jesús le dijo: Tampoco yo te condeno. Ve y en adelante no peques más.

Comentario

Jesús es la palabra de Dios que da vida, perdón y libera de toda atadura. En el evangelio de hoy encontramos una palabra contundente de Jesús, que rompe nuevamente las lógicas tradicionales, en este caso judiciales, del pueblo judío. Esa palabra es: Tampoco yo te condeno. Ve y en adelante no peques más. Esta expresión define el ministerio de Jesús en la tierra. Pero sobre todo define claramente quién es Dios. Estamos de frente al núcleo del mensaje de Jesús y de la revelación novedosa que hace de su Padre. Dios es el amor que libera y genera vida. Dios no condena a nadie. Jesús, su enviado, hace lo mismo. Su Palabra, que es de vida y de verdad, generan el perdón, la liberación y capacitan al ser humano, en este caso a la mujer adúltera, para experimentar las posibilidades más humanas, para lo cual Dios creo la vida. ¿Hemos entrado en la lógica de la misericordia y del perdón o por el contrario nos hemos constituidos en jueces del hermano?

1 comentario en “Evangelio del día y comentario – 30 de marzo de 2020

  1. Este pasaje, “el que esté libre de culpa que tire la primera piedra”, y un Jesús que mira compasivo y “No vuelvas a pecar”….sea desde tu gracia Señor que no volvamos a pecar….y vivamos en Ti.

    Una vez me hicieron ver ” sorprendida en adulterio” y se necesitan dos para que hubiera adulterio y la ley dice el adúltero y la adúltera han de morir…dónde esraba el adúltero?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *