Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 3 de junio de 2021

Mc 12, 28b-34: Este es el primer mandamiento

Carlos Lwanga y comps. (1886) Tob 6, 10-11a; 7, 1.9-17; 8, 4-10: Dios los trajo a mi casa Salmo 127: Dichosos los que temen al Señor

Un letrado se acercó a Jesús y le preguntó: ¿Cuál es el precepto más importante? 29Jesús respondió: El más importante es: Escucha, Israel, el Señor nuestro Dios es uno solo. 30Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todas tus fuerzas. 31El segundo es: Amarás al prójimo como a ti mismo. No hay mandamiento mayor que éstos. 32El letrado le respondió: Muy bien, maestro; es verdad lo que dices: el Señor es uno solo y no hay otro fuera de él. 33Que amarlo con todo el corazón, con toda la inteligencia y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo vale más que todos los holocaustos y sacrificios. 34Viendo Jesús que había respondido acertadamente, le dijo: No estás lejos del reino de Dios. Y nadie se atrevió a dirigirle más preguntas.

Comentario

El evangelio de hoy destaca los dos mandamientos más importantes para nuestra vida cristiana: el amor a Dios y el amor al prójimo. Para los judíos, el mandamiento del amor a Dios, que se encuentra en el Deuteronomio, era fundamental y lo recitaban tres veces al día (Dt 6, 4-5). A esto, Jesús añade el texto de Levítico: amar al prójimo… (Lv 19, 18). Estos dos mandamientos son inseparables y valen más que holocaustos y sacrificios… hoy diríamos que la práctica concreta del amor es más importante que novenas, promesas, rezos, procesiones… Muchas veces falta coherencia en nuestra vida: decimos que amamos a Dios pero no nos preocupamos por las injusticias o discriminaciones que pueda sufrir nuestro prójimo. Ya lo dice la primera carta de Juan: el que no ama a su hermano, a quien ve, no puede amar a Dios a quien no ve (cf. 1Jn 4, 20). Preguntémonos, ¿somos de los que seguimos una cantidad de prácticas religiosas y olvidamos el compromiso con los demás?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *