Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 3 de febrero de 2020

Mc 5, 1-20: Cuenta lo que el Señor te ha hecho

Óscar (865) Blas, mártir (316) Primera lectura: 2 Sm 15, 13-14.30; 16, 5-13a David iba llorando Salmo responsorial: Sal 3, 2-3.4-5.6-8a

…2 Al desembarcar en territorio geraseno, salió al encuentro de Jesús un hombre poseído de un espíritu impuro. 3 Nadie podía sujetarlo, ni con cadenas… Este, 6 al ver de lejos a Jesús, se puso a correr, se postró ante él y, 7 dando un fuerte grito, dijo: ¿Qué tienes conmigo, Hijo del Dios Altísimo?… 9 Jesús le preguntó: ¿Cómo te llamas? Contestó: Me llamo Legión, porque somos muchos… 12Y le suplicaron: Envíanos a los cerdos para que entremos en ellos. 13Jesús se lo concedió. La piara, unos dos mil, se lanzó por un acantilado al lago y se ahogaron en el agua. 14Los pastores huyeron, y lo contaron en la ciudad y en los campos; y la gente fue a ver lo que había sucedido… 17Y empezaron a suplicarle que se marchase de su territorio. 18Cuando se embarcaba, el hombre que había tenido el espíritu malo le pidió que le permitiese acompañarlo. 19Pero Jesús no se lo permitió, sino que le dijo: Vete a tu casa y a los tuyos, y cuéntales todo lo que el Señor, por su misericordia, ha hecho contigo. 20Se fue y se puso a proclamar por la región de la Decápolis lo que Jesús había hecho con él, y todos se maravillaban.

Comentario

La presencia del mal en el mundo y su personificación a través de figuras propias de las culturas circundantes a los cristianos del primer siglo, dio origen a personajes como diablo (el que confunde, divide), demonio (opositor), satanás (adversario). Los espíritus malignos son fuerzas negativas que actúan en el interior de una persona, de un grupo o de una institución que tienen como finalidad crear confusión, división, corrupción, mentira, perversión, injusticia, violencia, etc. El daño que causa la presencia del mal es tal que tiene la capacidad de derrotar a la persona. Jesús se revela como el aniquilador del mal (maligno) que tiene como fin deshumanizar, esclavizar, oprimir, anular, corromper a la persona, individual o colectivamente. Jesús, sus discípulos y todos sus seguidores, tenemos el compromiso radical de luchar decididamente contra el mal en todas sus formas y sus estructuras. Un signo de la presencia eficaz del Reino de Dios es que el mal está siendo derrotado. Renovemos nuestro compromiso de lucha frontal contra las fuerzas del mal que hay en nuestro mundo.

0 comentarios en “Evangelio del día y comentario – 3 de febrero de 2020

  1. Mística de ojos abiertos, estar atentos, vigilantes, darse cuenta hacia dónde se inclina el corazón, a qué dios sirvo, confiarle al Dios de la Misericordia cada pensamiento, a sabiendas Él nos redime y nos brinda la alegría de un corazón puro, y en la oración, acción estar al Servicio del bienestar de la humanidad….paz, justicia, y se haga realidad la alegría del Evangelio, y podamos decir y vivir ésta es la Luz de Cristo…Luz para todos los Pueblos….

Responder a Estela Furtado Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *