Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 29 de octubre de 2019

Lc 13, 18-21: Crece semilla y se hace un arbusto

Miguel Rúa (1910) Gaetano Errico (1860) Primera lectura: Rom 8, 18-25 Aguarda la manifestación de los hijos de Dios Salmo responsorial: Sal 125, 1-6

Les decía Jesús: ¿A qué se parece el Reino de Dios? ¿A qué lo compararé? 19Se parece a una semilla de mostaza que un hombre toma y siembra en su huerto; crece, se hace un arbusto y las aves anidan en sus ramas. 20Añadió: ¿A qué compararé el Reino de Dios? 21Se parece a la levadura que una mujer toma y mezcla con tres medidas de masa, hasta que todo fermenta.

Comentario

Semilla diminuta y pequeña porción de levadura. Jesús sorprende con su manera de explicar la naturaleza del Reinado de Dios. La semilla y la levadura son elementos muy utilizados en el ambiente rural de su época. La mayoría de sus oyentes son campesinos, labriegos que se ganan el sustento diario cultivando la tierra, regando la semilla. También las mujeres escuchan a Jesús y ellas sí que saben de amasar, de harinas y de levaduras. Así es el Reinado de Dios. Una semilla que se siembra en el corazón humano y va creciendo poco a poco, sin demasiado ruido, hasta convertirse en un árbol frondoso, cargado de frutos de caridad, solidaridad, equidad, misericordia… Lo mismo la levadura que va transformando desde dentro la masa, de una manera casi imperceptible a los ojos humanos y la va haciendo crecer. La fuerza del Reino también transforma desde dentro y hace crecer la totalidad de la persona humana hasta convertirla en pan de paz y justicia para todos. ¿Sientes en tu vida la fuerza dinámica del Reino de Dios?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *