Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 29 de junio de 2021

Mt 16, 13-19: Te daré las llaves del Reino

Pedro y Pablo (s. I) Hch 12, 1-11: El Señor me ha librado de las manos de Herodes Salmo 33: El ángel del Señor librará a los que temen a Dios 2Tim 4, 6-8.17-18: Me aguarda la corona merecida

En aquel tiempo, cuando llegó Jesús a la región de Cesárea de Felipe, preguntó a los discípulos: ¿Quién dice la gente que es el Hijo del Hombre? 14Ellos contestaron: Unos dicen que es Juan el Bautista; otros, que es Elías; otros, Jeremías o algún otro profeta. 15Él les dijo: Y ustedes, ¿quién dicen que soy? 16Simón Pedro respondió: Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo. 17Jesús le dijo: ¡Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo ha revelado nadie de carne y hueso, sino mi Padre del cielo! 18Pues yo te digo que tú eres Pedro y sobre esta piedra construiré mi Iglesia, y el imperio de la muerte no la vencerá. 19A ti te daré las llaves del reino de los cielos: lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo; lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo.

Comentario

En este texto, el Evangelio aclara qué es eso de seguir a Jesús. Esto significa entrar con Él en una frágil barca en medio de las tempestades de la vida. Los discípulos creen ya en su persona, pero a la primera dificultad tiemblan. Jesús está tranquilo en la barca. Tan tranquilo que duerme. Seguir a Jesús es entrar en la conflictividad de la historia. Seguir a Jesús es vivir una vida en confrontación con los poderes políticos, económicos y hasta cósmicos que dominan este modelo de mundo. Seguirlo es comprometerse a cambiar el corazón, a atreverse a poner en la vida la bondad y la justicia. Algo que desconcierta a los poderes establecidos y por eso perseguirán a los seguidores de Jesús, como hicieron con Él hasta la muerte. Sin embargo, Jesús seguirá tranquilo en esta barca agitada de la iglesia y de la humanidad y sus palabras serán capaces de dominar el mar agitado de los acontecimientos de la historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *