Publicado el 1 comentario

Evangelio del día y comentario – 28 de octubre de 2020

Lc 6, 12-19: Escogió a doce

Simón y Judas Tadeo, apóstoles (s. I) Primera lectura: Ef 2, 19-22 Están edificados sobre los apóstoles Salmo responsorial: Sal 18, 2-5

Por aquel tiempo subió Jesús a una montaña a orar y se pasó la noche orando a Dios. 13Cuando se hizo de día, llamó a los discípulos, eligió entre ellos a doce y los llamó apóstoles: 14Simón, a quien llamó Pedro; Andrés, su hermano; Santiago y Juan; Felipe y Bartolomé; 15Mateo y Tomás; Santiago hijo de Alfeo y Simón el rebelde; 16Judas hijo de Santiago y Judas Iscariote, el traidor. 17Bajó con ellos y se detuvo en un llano. Había un gran número de discípulos y un gran gentío del pueblo, venidos de toda Judea, de Jerusalén, de la costa de Tiro y Sidón, 18para escucharlo y sanarse de sus enfermedades. Los atormentados por espíritus inmundos quedaban sanos, 19y toda la gente intentaba tocarlo, porque salía de él una fuerza que sanaba a todos.

Comentario

Celebramos en la Iglesia a los apóstoles Simón el Cananeo y Judas Tadeo. En la devoción popular, parece que san Simón ha quedado en la penumbra mientras que san Judas se ha ido posicionando como el “abogado de las causas imposibles”. No sabemos la razón de esta simpatía del Pueblo de Dios, quizá porque la tradición lo llama el “primo del Señor”. Lucas presenta a Jesús orando con el Padre antes de elegir a sus compañeros (había un gran número de discípulos, dice el texto), de los cuales a doce les dio el nombre de apóstoles y compartió con ellos su vida y misión. Fueron ellos los primeros testigos de cómo Jesús sana a las personas enfermas y libera a los poseídos por espíritus malos. En la convivencia con los apóstoles, Jesús los irá formando en los misterios del Reino de Dios. El Profeta de Nazaret es como una fuente de energía de sanación integral, piedra angular de la Iglesia, semejante a un edificio, como dice Pablo. ¿Eres discípulo y misionero de Jesús?

 

1 comentario en “Evangelio del día y comentario – 28 de octubre de 2020

  1. Como que para sanarnos empezamos por escuchar , por abrir el oído y el corazón al profeta de Galilea. Y para resolver nuestras cosas, empezamos por orar , al Padre -Madre, de la Armonía, y para actuar … bajar , siempre bajar a las realidades nuestras y de nuestras hermanas-os. Un método sencillo, no fácil…aunque con Jesús se hace llevadero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *