Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 28 de julio de 2020

Mt 13, 36-43: La cizaña se arranca y se quema

Alfonsa Muttathupadathu (1946) Primera lectura: Jr 14, 17-22 Señor no rompas tu alianza Salmo responsorial: Sal 78, 8.9.11.13

Después de despedir a la multitud Jesús entró en casa. Se le acercaron los discípulos y le dijeron: Explícanos la parábola de la cizaña. 37Él les contestó: El que sembró la semilla buena es el Hijo del Hombre; 38el campo es el mundo; la buena semilla son los ciudadanos del reino; la cizaña son los súbditos del Maligno; 39el enemigo que la siembra es el Diablo; la cosecha es el fin del mundo; los cosechadores son los ángeles. 40Como se junta la cizaña y se echa al fuego, así sucederá al fin del mundo: 41El Hijo del Hombre enviará a sus ángeles que recogerán de su reino todos los escándalos y los malhechores; 42y los echarán al horno de fuego. Allí será el llanto y el crujir de dientes. 43Entonces, en el reino de su Padre, los justos brillarán como el sol. El que tenga oídos que escuche.

Comentario

El texto evangélico nos presenta una instrucción específica a los discípulos, después de dirigirse a la multitud (Mt 13,1). En la explicación de la parábola se amplían muchos detalles, pero no se enfatiza el diálogo entre el amo y los siervos sobre la cizaña que ha crecido con el grano. Jesús busca corregir la impaciencia mesiánica de los contemporáneos y en la comunidad se busca exhortar a los cristianos sobre el juicio de Dios. La dinámica del Reino no se construye con imposición o triunfalismo. Una de las tentaciones de la Iglesia es considerar la validez de un proyecto cuando es aclamado por muchas personas. El destino de la cizaña en el horno y el trigo es destinado a brillar en el Reino. Responder a la llamada de Jesús es vivir como el trigo, dejar de ser cizaña, sabiendo que la persona que escucha al Señor no se arrojará al horno del fuego. ¿En mi actual situación personal, prevalece el trigo o la cizaña? ¿Mi comunidad es trigo que alimenta y nutre?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *