Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 27 de septiembre de 2019

Lc 9, 18-22: ¿Quién dicen que soy yo?

Vicente de Paúl (1660) Primera lectura: Ag 2, 1-9 Llenaré de gloria el Templo Salmo responsorial: Sal 42, 1-4

En aquel tiempo, estando Jesús una vez orando a solas, se le acercaron los discípulos y él los interrogó: ¿Quién dice la multitud que soy yo? 19Contestaron: Unos que Juan el Bautista, otros que Elías, otros dicen que ha surgido un profeta de los antiguos. 20Les preguntó: Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo? Respondió Pedro: Tú eres el Mesías de Dios. 21Él les ordenó que no se lo dijeran a nadie. 22Y añadió: El Hijo del Hombre tiene que padecer mucho, ser rechazado por los ancianos, sumos sacerdotes y letrados, tiene que ser condenado a muerte y resucitar al tercer día.

Comentario

Continuamos con la pregunta sobre Jesús. Ayer la pregunta era desde Herodes, hoy nos encontramos con la percepción de los apóstoles dando la misma opinión de las personas de su pueblo. Seguidamente, viene el anuncio de la pasión. Jesús después de un momento de oración pregunta a sus discípulos: “¿Quién dice la gente que soy yo?” En Lucas, la oración aparece en momentos importantes de su vida, la confesión de fe es significativa para la misión de Jesús. La respuesta de Pedro: El Mesías de Dios, es una confesión que será completada en la cruz. El seguimiento de Jesús no se comprende por una instrucción técnica, sino por seguir el mismo camino de Galilea a Jerusalén, el camino de la entrega, del abandono, del servicio, de la disponibilidad y de la aceptación del conflicto en la cruz. ¿Cuál es el Jesús más común en el modo de pensar de la gente? ¿Estamos dispuestos a seguir al Señor hasta la cruz?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *