Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 27 de marzo de 2021

Jn 11, 45-57: Reunirá a los hijos de Dios

Juan de Egipto (394) Ez 37, 21-28: Los haré un solo pueblo Interleccional Jr 31: El Señor nos guardará como un pastor a su rebaño

Muchos judíos que habían ido a visitar a María y vieron lo que hizo creyeron en él. 46Pero algunos fueron y contaron a los fariseos lo que había hecho Jesús. 47Los sumos sacerdotes y los fariseos reunieron entonces el Consejo y dijeron: ¿Qué hacemos? Este hombre está haciendo muchos milagros. 48Si lo dejamos seguir así, todos creerán en él, entonces vendrán los romanos y nos destruirán el santuario y la nación. 49Uno de ellos, llamado Caifás, que era sumo sacerdote aquel año, les dijo: No entienden nada. 50¿No ven que es mejor que muera uno solo por el pueblo y no que muera toda la nación? 51No lo dijo por cuenta propia, sino que, siendo sumo sacerdote aquel año, profetizó que Jesús moriría por la nación. 52Y no sólo por la nación, sino para reunir en la unidad a los hijos de Dios que estaban dispersos. 53Así, a partir de aquel día, resolvieron darle muerte. 54Por eso Jesús ya no andaba públicamente entre los judíos, sino que se marchó a una región próxima al desierto, a un pueblo llamado Efraín, y se quedó allí con los discípulos. 55Se acercaba la Pascua judía y muchos subían del campo a Jerusalén para purificarse antes de la fiesta. 56Buscaban a Jesús y, de pie en el templo, comentaban entre sí: ¿Qué les parece? ¿Vendrá a la fiesta o no? 57Los sumos sacerdotes y los fariseos habían dado órdenes para que quien conociese su paradero lo denunciase, de modo que pudieran arrestarlo.

Comentario

Las invasiones sucesivas de las potencias militares de la tierra Palestina habían causado que la población se dispersara por las naciones del Mediterráneo. Había israelitas y judaítas en muchas otras ciudades además de las del exilio babilónico. Cuando pudieron volver a su patria, muchos no lo hicieron y la disgregación se prolongó hasta hoy. En el imaginario religioso, sin embargo, creció la idea de la reunificación del pueblo de Dios bajo un solo líder, el mesías. Este es el trasfondo del episodio evangélico. Es Cristo enaltecido el punto de atracción para todos los hijos de Dios. La unidad es un bien deseable en toda comunidad humana. La unidad de personas y pueblos se construye en base a valores y objetivos comunes. El Evangelio representa el crisol por el que se discierne si los impulsos culturales promocionan o socavan la dignidad humana. ¿Qué instrumentos promueven la unidad de la comunidad de fe?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *