Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 27 de julio de 2020

Mt 13, 31-35: El reino se parece a una semillita

Pantaleón, mártir (303) Primera lectura: Jr 13, 1-11 Destruiré su orgullo Salmo responsorial: Interleccional Dt 32, 18-21

En aquel tiempo, Jesús contó otra parábola: El reino de los cielos se parece a una semilla de mostaza que un hombre toma y siembra en su campo. 32Es más pequeña que las demás semillas; pero, cuando crece es más alta que otras hortalizas; se hace un árbol, vienen los pájaros y anidan en sus ramas. 33Les contó otra parábola: El reino de los cielos se parece a la levadura: una mujer la toma, la mezcla con tres medidas de harina, hasta que todo fermenta. 34Todo esto se lo expuso Jesús a la multitud con parábolas; y sin parábolas no les expuso nada. 35Así se cumplió lo que anunció el profeta: Voy a abrir la boca pronunciando parábolas, profiriendo cosas ocultas desde la creación del mundo.

Comentario

El objetivo de las parábolas es revelar el misterio del Reino en la vida del pueblo. El evangelio presenta las parábolas del grano de mostaza y de la levadura. Con respecto a la del grano de mostaza, nos enseña que el Reino de Dios, no desde los criterios de grandeza que rige la sociedad, es una presencia tímida que crece y suscita esperanza. El grano de mostaza es Jesús mismo cuya semilla crece a través de la predicación y la de sus discípulos. La persona que acoge la Buena Noticia recibe el acompañamiento y la presencia de Jesús. La parábola de la levadura enfatiza la silenciosa y dinámica acción transformadora de Dios, distinta a los parámetros regidos por la lógica capitalista, ya que el trabajo del Reino es humilde e implica trabajar y sembrar con paciencia. La levadura es la gracia de Dios en manos de hombres y mujeres con la capacidad de transformar el mundo. ¿Cómo descubrimos el paso de Dios en la vida cotidiana?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *