Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 27 de febrero de 2021

Mt 5, 43-48: Sean perfectos como el Padre

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: 43Ustedes han oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo. 44Pero yo les digo: Amen a sus enemigos, oren por sus perseguidores. 45Así serán hijos de su Padre del cielo, que hace salir su sol sobre malos y buenos y hace llover sobre justos e injustos. 46Si ustedes aman sólo a quienes los aman, ¿qué premio merecen? También hacen lo mismo los recaudadores de impuestos. 47Si saludan sólo a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? También hacen lo mismo los paganos. 48Por tanto, sean perfectos como es perfecto el Padre de ustedes que está en el cielo.

Reflexión

Vivir sin ley es quizá una de las tentaciones más extendidas entre los adolescentes; consideran que las normas y leyes les limitan sus deseos. La adolescencia es la etapa de afirmar la propia voluntad y de separarse de los parámetros de “la normalidad”; es un camino donde los valores personales se van adquiriendo y se cultivan los ideales que van a orientar la vida entera. Por eso es tan importante cobrar conciencia de que la ley no es una limitante al bien personal, sino el modo como cada persona de la comunidad obtiene acceso al bien personal y común, con pleno derecho. Por eso, la ley de Dios es garantía de vida.

Las palabras de Jesús impulsan a los discípulos a ir más allá: imitar a Dios, que ama a sus hijos pecadores como un buen padre a sus hijos rebeldes, sin límite. ¿Somos capaces de amar como Dios?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *