Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 27 de agosto de 2019

Mt 23, 23-26: Lo más importante: justicia, misericordia y fe

Mónica (387) Primera Lectura: 1Tes 2, 1-8 Deseábamos entregarles nuestras vidas Salmo responsorial: Sal 138, 1-6

Exclamó Jesús: ¡Ay de ustedes, letrados y fariseos hipócritas, que pagan el impuesto de la menta, del anís y del comino, y descuidan lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe! ¡Eso es lo que hay que observar, sin descuidar lo otro! 24¡Guías ciegos, que cuelan el mosquito y se tragan el camello! 25¡Ay de ustedes, letrados y fariseos hipócritas, que limpian por fuera la copa y el plato, mientras por dentro están llenos de inmoralidad y robos! 26¡Fariseo ciego, limpia primero por dentro la copa y así quedará limpia por fuera!

Comentario

La primera denuncia señala la incoherencia que se repite en muchos cristianos: rezamos, hacemos limosnas, pagamos el diezmo, predicamos, pero en nuestra vida cotidiana descuidamos la justicia, la misericordia y la fidelidad. Cuando Jesús dice: ¡Eso es lo que hay que observar, sin descuidar lo otro!, deja claro que no tiene nada contra el diezmo sino contra la manera como muchos dirigentes religiosos lo convierten en un dogma de fe y lo utilizan indebidamente, transformándolo en un robo. Jesús retoma la profecía para reiterar que la justicia y la misericordia, que defienden la vida del pobre, están por encima del culto y del diezmo. Las copas y los platos, aunque limpios y brillantes por fuera, están sucios por dentro, porque contienen los frutos de la corrupción y de lo robado a los pobres. La invitación a “limpiar por dentro la copa” es la oportunidad siempre abierta a la conversión. Revisemos nuestra coherencia de vida y pensemos si hoy podríamos ser llamados bienaventurados los limpios de corazón porque ellos verán a Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *