Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 25 de septiembre de 2019

Lc 9, 1-6: Los envió a proclamar el reino de Dios

Cleofás (s. I) Primera lectura: Esd 9, 5-9 Dios no nos abandonó Interleccional: Tb 13, 2. 3-4a. 4bcd. 5. 8cd

En aquel tiempo, Jesús reunió a los Doce y les dio poder y autoridad sobre todos los demonios y para sanar enfermedades. 2 Y los envió a proclamar el reino de Dios y a sanar [enfermos]. 3 Les dijo: No lleven nada para el camino: ni bastón ni alforja, ni pan ni dinero, ni dos túnicas. 4En la casa en que entren permanezcan hasta que se vayan. 5 Si no los reciben, al salir de la ciudad sacudan el polvo de los pies como prueba contra ellos. 6 Cuando salieron, recorrieron los pueblos anunciando la Buena Noticia y sanando enfermos por todas partes.

Comentario 

En el Evangelio de hoy, los discípulos son convocados por el Maestro y enviados a una misión con un objetivo claro: expulsar los demonios, curar las dolencias y anunciar el Reino de Dios. La muchedumbre observaba la autoridad de Jesús sobre los demonios, las curaciones y el anuncio de la Buena Nueva. Jesús envía a sus discípulos haciéndoles las siguientes recomendaciones: 1) confiar en la hospitalidad, el discípulo no tiene nada y depende de todo, con la confianza de que va a ser recibido, 2) compartir la vida, insertarse en la vida de los destinatarios de la misión, compartiendo casa y comida, 3) curar a los enfermos y expulsar a los demonios, defender a los excluidos, 4) aceptar la comunión de la mesa, cercanía con las personas, superando el miedo a perder la pureza. La finalidad de la misión es proclamar la cercanía del Reino que acontece en la liberación de los males y de la opresión, y en la fraternidad universal superando los criterios de exclusión. ¿Cómo podemos continuar la misión de los apóstoles hoy?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *