Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 25 de agosto de 2021

Mt 23, 27-32: Sus padres asesinaron a los profetas

José de Calasanz, fundador (1648) 1Tes 2, 9-13: Trabajando, proclamamos el Evangelio Salmo 138: Señor, tú me sondeas y me conoces

En aquel tiempo, Jesús habló diciendo: ¡Ay de ustedes, letrados y fariseos hipócritas, que parecen sepulcros blanqueados: por fuera son hermosos, por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda clase de inmundicia! 28Así también son ustedes, por fuera parecen honrados delante de la gente, pero por dentro están llenos de hipocresía y maldad. 29¡Ay de ustedes, letrados y fariseos hipócritas, que construyen sepulcros grandiosos a los profetas y monumentos a los justos, 30mientras comentan: Si hubiéramos vivido en tiempo de nuestros antepasados, no habríamos participado en el asesinato de los profetas! 31Con lo cual reconocen que son descendientes de los que mataron a los profetas. 32Ustedes, pues, terminen de hacer lo que iniciaron sus antepasados.

Comentario

En la lectura continuada, seguimos escuchando el capítulo 23 de san Mateo en la que Jesús denuncia la hipocresía y el autoengaño de quienes desean aparecer ante los demás como personas honorables pero, por dentro, en sus corazones, habita la corrupción y la maldad que, a los ojos de Dios, nunca podrán ocultar. Además, también desea desenmascarar a quienes, a través de monumentos construidos para honrar a los profetas, testigos fieles de Dios, dicen no haber participado en el asesinato de los mismos. Desean adormecer su conciencia, dicen una cosa pero hacen otra; sin embargo, guardaron silencio frente al asesinato de Juan el Bautista y, ahora, están confabulados para acusar, condenar y eliminar a Jesús. Los cristianos tenemos la responsabilidad de rescatar para el mundo los valores de la sinceridad, la transparencia, la honestidad, la coherencia de vida y la misericordia, en el aquí y ahora, y luchar contra la hipocresía y la mentira que hunden nuestro mundo. ¿Tu obrar es conforme a la Palabra? ¿Procuras ser coherente?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *