Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 24 de septiembre de 2021

Lc 9, 18-22: ¿Quién dicen que soy yo?

Ntra. Sra. de la Merced Ag 2, 1-9: Llenaré de gloria el Templo Salmo 42: Espera en Dios, que volverás a alabarlo: Salud de mi rostro, Dios mío

En aquel tiempo, estando Jesús una vez orando a solas, se le acercaron los discípulos y él los interrogó: ¿Quién dice la multitud que soy yo? 19Contestaron: Unos que Juan el Bautista, otros que Elías, otros dicen que ha surgido un profeta de los antiguos. 20Les preguntó: Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo? Respondió Pedro: Tú eres el Mesías de Dios. 21Él les ordenó que no se lo dijeran a nadie. 22Y añadió: El Hijo del Hombre tiene que padecer mucho, ser rechazado por los ancianos, sumos sacerdotes y letrados, tiene que ser condenado a muerte y resucitar al tercer día.

Comentario

Lucas trasmite la percepción de que, incluso antes de la pascua, los discípulos tenían intuiciones sobre la identidad de Jesús. Esta fe incipiente será un cimiento para la recuperación de la memoria del Maestro en las comunidades pospascuales. El título mesiánico, «el Hijo de lo Humano», “revela la trascendencia de la humanidad de Jesús, en el entendido de que ahí, en lo propio de su praxis, sus palabras y su gestos, está mediando la revelación misma de Dios, su acción histórico-salvífica para con los pobres y descartados por la lógica imperial” como dice Rafael Luciani. Jesús de Nazaret es Mesías por la esperanza que tiene en el cambio de las condiciones de vida del pueblo referidas a la libertad política, convivencia ética, bienestar territorial y expresión de la espiritualidad de los pobres de la tierra. Las comunidades cristianas de hoy no pueden olvidar el talante profético de su identidad y el quehacer político que implica seguir a Jesús de Nazaret. ¿Nuestra fe está atravesada por este imaginario creador y alternativo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *