Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 24 de abril de 2021

Jn 6, 60-69: Señor, ¿a quién iremos?

Benito Menni, fundador (1914) Fidel de Sigmaringa (1622) Hch 9, 31-42: La Iglesia iba creciendo Salmo 115: ¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho?

En aquel tiempo, muchos de los discípulos que lo oyeron comentaban: Este discurso es bien duro: ¿quién podrá escucharlo? 61Jesús, conociendo por dentro que los discípulos murmuraban, les dijo: ¿Esto los escandaliza? 62¿Qué será cuando vean al Hijo del Hombre subir a donde estaba antes? 63El Espíritu es el que da vida, la carne no vale nada. Las palabras que les he dicho son espíritu y vida. 64Pero hay algunos de ustedes que no creen. Desde el comienzo sabía Jesús quiénes no creían y quién lo iba a traicionar. 65Y añadió: Por eso les he dicho que nadie puede venir a mí si el Padre no se lo concede. 66Desde entonces muchos de sus discípulos lo abandonaron y ya no andaban con él. 67Así que Jesús dijo a los Doce: ¿También ustedes quieren abandonarme? 68Simón Pedro le contestó: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna. 69Nosotros hemos creído y reconocemos que tú eres el Consagrado de Dios.

Comentario

La propuesta de Jesús resulta incomprensible y demasiado dura para la mayoría de sus discípulos. Indudablemente, el proyecto de Jesús es exigente y radical. Él no está con medias tintas. Romper con el esquema mental vigente (legalismo, ritualismo, moralismo) no era tarea fácil. La propuesta de Jesús pone por encima de toda estructura a la persona humana. La insistencia del Evangelio es que Dios, más que un juez, es un padre, más que un legislador universal es fuente de amor inagotable, más que un ser impasible es misericordia, compasión y bondad. Es la imagen de Dios que muestra Jesús con sus palabras y con sus obras. Romper con el esquema mental y con la falseada y manipulada imagen de Dios de los dirigentes judíos resultaba complicado e inconveniente, lo mejor era desanimar a sus seguidores para que lo abandonaran. ¡Cómo nos cuesta reconocer a un Dios fuente de vida y principio de misericordia y amor! ¿Qué imagen de Dios se proyecta en las prácticas religiosas de tu comunidad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *