Evangelio del día y comentario – 23 de mayo de 2020

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Jn 16, 23b-28: El Padre los quiere

Juan Bautista Rossi (1764) Primera lectura: Hch 18, 23-28 Apolo demostraba que Jesús era el Mesías Salmo responsorial: Sal 46, 2-3.8-10

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: Les aseguro que todo lo que pidan a mi Padre, él se lo concederá en mi nombre. 24Hasta ahora no han pedido nada en mi nombre; pidan y recibirán, para que su alegría sea completa. 25Les he dicho esto en parábolas; pero llega la hora en que ya no les hablaré en parábolas, sino que les hablaré claramente de mi Padre. 26Aquel día pedirán en mi nombre, y no será necesario que yo pida al Padre por ustedes, 27ya que el Padre mismo los ama, porque ustedes me han amado y han creído que yo vine de parte de Dios. 28Salí del Padre y he venido al mundo; ahora dejo el mundo y vuelvo al Padre.

Comentario

El hilo narrativo de Hechos se enfoca en el quehacer de Apolo en Éfeso, la capital de Asia. Él era oriundo de Alejandría, en Egipto, famosa por sus avances tecnológicos y científicos, donde había una muy significativa población judía, que procuraba entrar en diálogo con las expresiones de la cultura circundante. Apolo no solo es alguien versado en las Escrituras, sino que proviene del movimiento de renovación bautista, según puede inducirse del perfil lucano. El contacto con las Escrituras es algo sustantivo a la identidad cristiana. Desconocer las escrituras, es desconocer a Jesús, dirá san Jerónimo. De ese contacto va surgiendo una convicción que habrá de conducir a adoptar un estilo de vida, de oración y de misión; esta profunda convicción la identificamos como fe. El creyente no puede exentarse de conocer la revelación escrita de Dios, pues allí enraíza el vínculo de alianza con Cristo, el Mesías que anuncian las Escrituras. ¿Cómo nutrimos nuestro conocimiento de Cristo Jesús? ¿Cómo dialoga nuestra fe con los asuntos cruciales de nuestra generación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *