Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 23 de diciembre de 2020

Lc 1, 57-66: El nacimiento de Juan Bautista

Juan Cancio (1473) Primera lectura: Mal 3, 1-4.23-24 Les enviaré al profeta Elías Salmo responsorial: Sal 24, 4-5.8-1

Cuando a Isabel se le cumplió el tiempo del parto, dio a luz un hijo. 58Los vecinos y parientes, al enterarse de que el Señor la había tratado con tanta misericordia, se alegraron con ella. 59Al octavo día fueron a circuncidarlo y querían llamarlo como su padre, Zacarías. 60Pero la madre intervino: No; se tiene que llamar Juan. 61Le decían que nadie en la parentela llevaba ese nombre. 62Preguntaron por señas al padre qué nombre quería darle. 63Pidió una pizarra y escribió: Su nombre es Juan. Todos se asombraron. 64En ese instante se le soltó la boca y la lengua y se puso a hablar bendiciendo a Dios. 65Todos los vecinos quedaron asombrados; lo sucedido se contó por toda la serranía de Judea 66y los que lo oían reflexionaban diciéndose: ¿Qué va a ser este niño? Porque la mano del Señor lo acompañaba.

Comentario

La Navidad que está a las puertas es asunto de familias: la de María y la de Isabel. Es asunto de comadres, es asunto de bebés que vienen cada uno con un nombre: Jesús, es decir “Dios salva” y Juan es decir “Dios se ha compadecido”. Niños marcados y mamás marcadas, niños señalados antes de nacer con una tarea para todo el pueblo. Alegría popular por estos nacimientos. Un Zacarías que acepta el cambio de nombre de su hijo y se cura de su mudez y empieza a hablar las maravillas de Dios. Estos bebés nos recuerdan a todos los y las bebés del mundo. Cuánto sufrimiento, cuánta crueldad contra los predilectos de Dios en esta coyuntura actual de la humanidad, cuánta saña contra los expertos en la asignatura del Reino. Que estos dos bebés, Juan y, nada menos que, el bebé Jesús hagan un poquito más feliz la Navidad que se acerca a todos los niños y niñas del mundo, especialmente a los refugiados, migrantes y a los de la calle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *