Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 22 de abril de 2020

Jn 3, 16-21: Dios mandó a su Hijo para salvar al mundo

Cayo, papa y mártir (296) Sotero, papa y mártir (175) Primera lectura: Hch 5, 17-26 Los encarcelados están en el templo Salmo responsorial: Sal 33, 2-9

En aquel tiempo dijo Jesús a Nicodemo: Tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Hijo único, para que quien crea en él no muera, sino tenga vida eterna. 17Dios no envió a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por medio de él. 18El que cree en él no es juzgado; el que no cree ya está juzgado, por no creer en el Hijo único de Dios. 19El juicio consiste en esto: que la luz vino al mundo, y los hombres prefirieron las tinieblas a la luz. Y es que sus acciones eran malas. 20Quien obra mal detesta la luz y no se acerca a la luz, para que no delate sus acciones. 21En cambio el que obra conforme a la verdad se acerca a la luz para que se vea claramente que todo lo hace de acuerdo con la voluntad de Dios.

Comentario

En la lectura de Hechos se ilustra cómo Dios impulsa el proyecto del Evangelio, a pesar de la creciente oposición de las autoridades religiosas de Jerusalén. La cúpula religiosa tiene una visión distorsionada del Evangelio por considerarlo una novedad contraria a la tradición. En efecto, el Evangelio de Jesús coloca en el centro la vida del pueblo ante Dios. Lo que Dios operó en Jesús está en función de la vida duradera del pueblo. La vitalidad de éste es resultado de un proceso que se va modelando también con la instrucción apostólica, es decir, con la experiencia personal y vital de la muerte y resurrección de Jesús. La instrucción consiste menos en informaciones ilustradas y más en amalgamar la sabiduría de la vida discipular: caminar juntos tras Jesús hacia una meta común, sufrir y alegrarse juntos delante de Dios. ¿Qué nos impide ser pueblo santo? ¿En qué se nota que creemos en la vida nueva de Cristo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *