Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 21 de mayo de 2020

Jn 16, 16-20: Su tristeza se convertirá en alegría

Arcángel Tadini (1912) (Ascensión del Señor en algunos países – ver Domingo 24) 21 Primera lectura: Hch 18, 1-8 Predicaba en la sinagoga Salmo responsorial: Sal 97, 1-4

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: Dentro de poco ya no me verán, y poco después me volverán a ver. 17Los discípulos comentaban entre sí: ¿Qué es lo que dice? Dentro de poco ya no me verán, y poco después me volverán a ver; y qué significa eso de: Voy al Padre. 18Y decían: ¿A qué poco se refiere? No entendemos lo que dice. 19Jesús comprendió que querían preguntarle y les dijo: Ustedes discuten entre sí qué significan mis palabras: dentro de poco ya no me verán y poco después me volverán a ver. 20Les aseguro que ustedes llorarán y se lamentarán mientras el mundo se divierte; estarán tristes, pero esa tristeza se convertirá en gozo.

Comentario

El edicto de Claudio pacificó las animosas turbulencias que sacudían el barrio judío en la capital del Imperio. Cabe pensar que los disturbios eran causados por los “mesianistas” que pregonaban sus interpretaciones de las Escrituras en las sinagogas. Identificados los líderes principales de aquellos disturbios, procedieron a expulsarlos de la capital, aunque con el siguiente emperador habrían de volver. En el entretiempo, uno par de ellos, un matrimonio, fue a asentarse en Corinto y representaron para Pablo y la causa del Evangelio un apoyo importante. Pablo proseguirá en las sinagogas del lugar el quehacer de Aquila y Priscila, pues a ellos les estaría impedida toda actividad en aquel ámbito. Pablo rompe los moldes de los predicadores porque no vive de lo que los fieles le dan por sus enseñanzas, sino de su oficio, parecido al de un talabartero. En eso sigue la tradición rabínica que exige un oficio para quien quiera dedicarse a la enseñanza. ¿Qué valores y qué retos representa a un predicador de la Palabra el vivir de un oficio o profesión?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *