Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 21 de marzo de 2020

Lc 18, 9-14: El publicano bajó a su casa justificado

Nicolás de Flüe (1497) Primera lectura: Os 6, 1-6 Quiero misericordia Salmo responsorial: Sal 50, 3-4.18-19.20-21ab

En aquel tiempo, por algunos que se tenían por justos y despreciaban a los demás, Jesús contó esta parábola: 10Dos hombres subieron al templo a orar: uno era fariseo, el otro recaudador de impuestos. 11El fariseo, de pie, oraba así en voz baja: Oh Dios, te doy gracias porque no soy como el resto de los hombres, ladrones, injustos, adúlteros, o como ese recaudador de impuestos. 12Ayuno dos veces por semana y doy la décima parte de cuanto poseo. 13El recaudador de impuestos, de pie y a distancia, ni siquiera alzaba los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho diciendo: Oh Dios, ten piedad de este pecador. 14Les digo que éste volvió a casa absuelto y el otro no. Porque quien se alaba será humillado y quien se humilla será alabado.

Comentario

Jesús crítica a los que se sienten “justos” y “santos” dentro de la experiencia religiosa y que los lleva a despreciar los demás. Jesús coloca como opuestas dos maneras de orar: la del fariseo, que se caracteriza por la seguridad de sí mismo y la arrogancia y la del publicano que se manifiesta sencilla y confiada. La actitud del fariseo se puede dar con mucha facilidad, y de hecho se da, en los ambientes religiosos: el creerse justo, y por lo tanto satisfecho de su manera de ser y de actuar, llevó al fariseo a creerse con derechos delante de Dios. Una actitud así indica que la oración se encuentra vacía. Al final lo que él hace es un monólogo de autosatisfacción en el que Dios es un “talismán” que genera seguridades a los códigos que él mismo ha construido para su autosatisfacción. El publicano deja a Dios ser Dios y sabe que el único que lo puede justificar es el amor de Dios, no su esfuerzo personal. ¿Nuestra manera de acercarnos a Dios a cuál de estas dos se parece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *