Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 21 de junio de 2021

Mt 7, 1-5: Saca primero la viga de tu ojo

Luis Gonzaga (1591) Gn 12, 1-9: Abrahán marchó, obedeciendo al Señor Salmo 33: Dichoso el pueblo que el Señor se escogió como heredad

Dijo Jesús: No juzguen y no serán juzgados. 2 Del mismo modo que ustedes juzguen se los juzgará. La medida que usen para medir la usarán con ustedes. 3 ¿Por qué te fijas en la pelusa que está en el ojo de tu hermano y no miras la viga que hay en el tuyo? 4 ¿Cómo te atreves a decir a tu hermano: Déjame sacarte la pelusa del ojo, mientras llevas una viga en el tuyo? 5 ¡Hipócrita!, saca primero la viga de tu ojo y entonces podrás ver claramente para sacar la pelusa del ojo de tu hermano.

Comentario

Jesús con estas explicaciones del código de las bienaventuranzas nos pide en primer lugar una continua autocrítica de nosotros mismos. Una evaluación permanente de nuestras vidas y de nuestras conductas, porque puede ser que tengamos una viga, una mancha permanente en el ojo, que es el espejo del corazón y de esa manera no estamos capacitados para juzgar a nadie. Por otra parte, aunque somos testigos de maldades evidentes que se cometen en el mundo todos los días y de las cuales necesariamente tenemos que dar una opinión y tal vez una denuncia profética, el juicio último se lo debemos reservar al Dios de la misericordia. Que dejemos esa tarea solo a Dios. Hasta cinco veces aparece el verbo “juzgar” en estos pocos versos. El ser humano al hacerlo en este sentido de condenar, se atribuye aspectos de la vida que solo le corresponden a Dios. En el fondo, nos pide ser misericordiosos para que el día del examen final de nuestras vidas, Dios sea misericordioso con nosotros. ¿Practicas la misericordia?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *