Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 21 de febrero de 2020

Mc 8, 34—9, 1: El que pierda su vida por mí, la salvará

Pedro Damián (1072) Primera lectura: Sant 2, 14-24.26 La fe y las obras van juntas Salmo responsorial: Sal 111, 1-6

En aquel tiempo, Jesús llamó a la gente y a sus discípulos y les dijo: El que quiera seguirme, niéguese a sí mismo, cargue con su cruz y me siga. 35El que quiera salvar su vida, la perderá; quien la pierda por mí y por la Buena Noticia, la salvará. 36¿De qué le vale al hombre ganar todo el mundo si pierde su vida?, 37¿qué precio pagará el hombre por ella? 38Si uno se avergüenza de mí y de mis palabras ante esta generación adúltera y pecadora, el Hijo del Hombre se avergonzará de él cuando venga con la gloria de su Padre y acompañado de sus santos ángeles. 9,1Y les añadió: Les aseguro que algunos de los que están aquí presentes no sufrirán la muerte antes de ver llegar el reino de Dios con poder.

Comentario

La pedagogía del seguimiento a Jesús constituye, desde la perspectiva de Marcos, un triple desafío y una condición radical de humanidad. Negarse a sí mismo es el primer desafío y tiene como implicación generar relaciones humanas sanas. Es una invitación a vivir más allá del ego que deshumaniza. Cargar con la cruz es el segundo desafío y supone una invitación a «asumir la densidad de la propia existencia» abocada a encarnarse solidariamente en la vida de los pobres y las víctimas que lucha porque se haga justicia donde se degrada y mutila la dignidad. Seguirlo, como tercer desafío, es una invitación del Maestro que se propone como vocación y horizonte de liberación. Por último, la condición existencial de humanidad es la de asumir el discipulado en libertad, renunciando a una salvación que no sea capaz de humanizar. «Una Cruz que ya no intranquiliza a nadie, no tiene ningún aguijón: ha perdido la tensión del seguimiento a Jesús» (Metz). ¿Jesús de Nazaret es tu modelo de vida? ¿Estás dispuesto a seguirlo, asumiendo tu cruz?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *