Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 21 de diciembre de 2020

Lc 1, 39-45: El Niño saltó de gozo

Feria privilegiada de Navidad Pedro Canisio (1597) Primera lectura: Cant 2, 8-14 Llega mi amado Salmo responsorial: Sal 32, 2-3.11-12.20-21

Unos días después, María se levantó y se dirigió apresuradamente a la serranía, a un pueblo de Judea. 40Entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. 41Cuando Isabel oyó el saludo de María, la criatura dio un salto en su vientre; Isabel, llena de Espíritu Santo, 42exclamó con voz fuerte: Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre. 43¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? 44Mira, en cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura dio un salto de gozo en mi vientre. 45¡Dichosa tú que creíste! Porque se cumplirá lo que el Señor te anunció.

Comentario

El amado del Cantar de los cantares es este Dios que viene y corre presuroso en las entrañas de su mamá María. Tiene prisa. Tiene un proyecto amoroso. Quiere comunicar la Noticia. Es un Bebé que viene. Quiere hacer saltar de gozo al bebé primito y a todos los bebés de la tierra. A todo aquello que nace de nuevo. Bendita esta jovencita, la nueva tienda de campaña, la nueva arca de la alianza, la hija de Sion. Viene a dar la noticia, a comunicar un Evangelio. ¡Qué reportera tan especial eres María! Tuviste en tus entrañas la más bella noticia de la humanidad y corres de prisa a comunicarla, pero haciendo un servicio de acompañamiento a tu prima necesitada de tu ayuda. Buenas noticias y praxis del servicio entre comadres. Qué síntesis más bella del Evangelio, del preludio del Evangelio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *