Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 20 de septiembre de 2019

Lc 8, 1-3: Algunas mujeres acompañaban a Jesús

Gaetano Catanoso (1963) Kim Taegon, Pablo Chong y comps. (1846) Primera lectura: 1Tim 6, 3c-12 Tú practica la justicia Salmo responsorial: Sal 48, 6-10. 17-20

En aquel tiempo Jesús fue recorriendo ciudades y pueblos proclamando la Buena Noticia del reino de Dios. Lo acompañaban los Doce 2 y algunas mujeres que había sanado de espíritus inmundos y de enfermedades: María Magdalena, de la que habían salido siete demonios; 3 Juana, mujer de Cusa, mayordomo de Herodes; Susana y otras muchas, que Gaetano Catanoso los atendían con sus bienes.

Comentario

El límite de la vida humana es la muerte, y frente a ella hay que colocarse para tomar las decisiones más importantes. Para el hombre de fe, sin embargo, lo que orienta todo su proyecto no es la muerte sino la vida eterna, y desde allí hay que contemplar el resto. Por eso, en la primera lectura la recomendación a Timoteo es que sea coherente, y que no lucre con la religión. Timoteo era un joven líder de una comunidad eclesial, al que el escritor aconseja para que evite la codicia y sea fiel a su vocación bautismal. Vestido y alimento eran los básicos para sobrevivir en el mundo del siglo primero, y estaban al alcance de unos pocos. Hoy, en nuestras sociedades consumistas, regidas por el mercado, hemos multiplicado las necesidades. El espíritu cristiano, sin embargo, nos previene contra el afán de acumular y consumir. El añejo principio de compartir equitativamente los bienes materiales no ha sido reemplazado del ideal cristiano. En esto suman todas las confesiones religiosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *