Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 2 de noviembre de 2019

Lc 24, 1-8: ¿Por qué buscan al que está vivo?

Fieles Difuntos Primera lectura: Ap 21, 1-5a. 6b-7 No habrá más muerte Salmo responsorial: Sal 26, 1. 4. 7. 8b. 9a. 13-14 Segunda lectura: 1Cor 15, 20-23 Todos revivirán en Cristo

El primer día de la semana, de madrugada, fueron al sepulcro llevando los perfumes preparados. 2 Encontraron corrida la piedra del sepulcro, 3 entraron, pero no encontraron el cadáver de Jesús. 4 Estaban desconcertadas por el hecho, cuando se les presentaron dos personajes con vestidos brillantes. 5 Como las mujeres, llenas de temor, miraban al suelo, ellos les dijeron: ¿Por qué buscan entre los muertos al que está vivo? 6 No está aquí, ha resucitado. Recuerden lo que les dijo cuando todavía estaba en Galilea: 7 El Hijo del Hombre tiene que ser entregado a los pecadores y será crucificado; y al tercer día resucitará.8 Ellas entonces recordaron sus palabras.

Comentario

La fiesta de hoy nos permite caer en cuenta de que nuestra vida es limitada, caduca pero también convocada a vivir en esperanza. Limitación y plenitud, caducidad y eternidad. Por eso esta fiesta está rodeada de dos matices importantes: la tristeza y la alegría, el desconcierto y la esperanza. El papa Francisco ha dicho a propósito del día de difuntos: “El sentido de tristeza, un cementerio es triste, nos recuerda a los nuestros que se fueron, nos recuerda el futuro de la muerte. Pero en esta tristeza les traemos flores como un signo de esperanza. También puedo decir de fiesta, pero más adelante, no ahora… también sentimos que esta esperanza nos ayuda, porque todos nosotros tenemos que hacer este camino. Antes o después, todos. Con más o menos dolor, pero todos. Y al mismo tiempo, con la flor de la esperanza.” Una buena pregunta es ¿cómo vivimos el camino hacia la experiencia de la muerte? ¿Es una experiencia de tragedia y fracaso, o de plenitud y vida abundante? ¿Cuál el sentido de nuestra vida?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *