Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 19 de octubre de 2020

Lc 12, 13-21: Lo que has acumulado, ¿de quién será?

En aquel tiempo, uno de la gente le dijo a Jesús: Maestro, dile a mi hermano que reparta la herencia conmigo. 14Jesús le respondió: Amigo, ¿quién me ha nombrado juez o árbitro entre ustedes? 15Y les dijo: ¡Estén atentos y cuídense de cualquier codicia, que, por más rico que uno sea, la vida no depende de los bienes! 16Y les propuso una parábola: Las tierras de un hombre dieron una gran cosecha. 17Él se dijo: ¿qué haré, si no tengo dónde guardar toda la cosecha? 18Y dijo: Haré lo siguiente: derribaré los graneros y construiré otros mayores en los cuales meteré mi trigo y mis bienes. 19Después me diré: Querido amigo, tienes acumulados muchos bienes para muchos años; descansa, come, bebe y disfruta. 20Pero Dios le dijo: ¡Necio, esta noche te reclamarán la vida! Lo que has preparado, ¿para quién será? 21Así le pasa al que acumula tesoros para sí y no es rico a los ojos de Dios.

Reflexión

Son innumerables los conflictos que se dan en las familias por razones de herencia. La situación se hace más complicada cuando afloran los sentimientos, las ambiciones, las trampas y la avaricia de las personas. Se recurre a un especialista en la materia, y en ocasiones, resuelta la situación por la vía legal, la familia queda desintegrada. En el evangelio, piden a Jesús que ayude a resolver un conflicto entre hermanos por la herencia paterna. La ley judía legislaba sobre el asunto, pero uno de los hermanos no quiere compartir con el otro. Jesús revela, con una parábola, que la raíz del mal no es la herencia en sí, sino el corazón codicioso, que solo se preocupa de sí mismo. Parece que la cultura actual ha ido cultivando un individualismo vanidoso y necio que lleva a la indiferencia. Olvidamos que la vida no depende de los bienes. Antiguamente en el lenguaje religioso se decía que “contra avaricia, generosidad”, ahora tendríamos que decir “contra indiferencia, solidaridad”. ¿Cuáles son los signos de solidaridad en tu comunidad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *