Evangelio del día y comentario – 19 de mayo de 2020

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Jn 16, 5-11: Si no me voy, no vendrá el Defensor

María Bernarda Bütler (1924) Primera lectura: Hch 16, 22-34 Cree en Jesús y te salvarás Salmo responsorial: Sal 137, 1-3.7c-8

Ahora me vuelvo al que me envió y nadie me pregunta adónde voy. 6 Lo que les he dicho los ha llenado de tristeza; 7 pero les digo la verdad: les conviene que yo me vaya. Si no me voy, no vendrá a ustedes el Defensor, pero si me voy, lo enviaré a ustedes. 8 Cuando él venga, convencerá al mundo de un pecado, de una justicia, y de una sentencia: 9 el pecado, que no han creído en mí; 10la justicia, que yo voy al Padre y no me verán más; 11la sentencia, que el príncipe de este mundo ya ha sido condenado.

Comentario

Lo que desencadena la persecución contra los predicadores judíos en Filipos, y su encarcelamiento subsecuente, es el episodio del exorcismo de la niña pitonisa. Hoy, la liberación de los prisioneros es portentosa pero pasa a segundo plano para dejar paso a la conversión y bautismo del carcelero y toda su casa. La fe cristiana significó la muerte de los dioses griegos y romanos. En contrapartida, los unidos por el bautismo en el nombre de Jesús comparten los bienes y se alegran porque se saben salvados por Cristo. Quizá se hayan incrustado en nuestros modos de comprender la fe cristiana algunas formas de manipulación que preservan los intereses mezquinos de algunos pocos en detrimento del vínculo con Dios y su Espíritu. Por eso, el episodio de los Hechos hoy invita a repensar si la Palabra goza de todas las libertades y si a nuestra oración Dios estremece la tierra para seguir uniendo a los dispares. ¿Hay abusos de religión en nuestro medio social? ¿Cuál es nuestra actitud ante ellos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *