Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 18 de septiembre de 2020

Lc 8, 1-3: Algunas mujeres acompañaban a Jesús

María Salvat Romero (1998) José de Cupertino (1663) Primera lectura: 1Cor 15, 12-20 Si Cristo no ha resucitado, su fe es vana Salmo responsorial: Sal 16, 1.6-8b y 15

En aquel tiempo Jesús fue recorriendo ciudades y pueblos proclamando la Buena Noticia del reino de Dios. Lo acompañaban los Doce 2 y algunas mujeres que había sanado de espíritus inmundos y de enfermedades: María Magdalena, de la que habían salido siete demonios; 3 Juana, mujer de Cusa, mayordomo de Herodes; Susana y otras muchas, que los atendían con sus bienes.

Comentario

Lucas hace un significativo realce a las mujeres que servían y acompañaban a Jesús y participaban con sus bienes. La generosidad a la propuesta de Jesús se hace presente en ellas como una respuesta ejemplar para ponerse al servicio del Reino de Dios. Estas mujeres tocadas en su corazón por Jesús, van acompañando y viendo crecer la vida de Dios en medio de aquellos pueblos que eran evangelizados y ellas mismas se convierten en colaboradoras activas. Jesús quiere que el hombre viva y este evangelio es impulsado por la presencia femenina que se involucra en la propagación de la Buena Noticia. Así la mujer se vuelve clave de entrada a la acción de Dios en Jesús de Nazaret. Las mujeres, con su fina sensibilidad y cercanía a la vida, toman un papel protagónico en la evangelización. La Iglesia entera está enriquecida con la presencia femenina. ¿Se experimenta hoy a la mujer como ministra de la vida que se compromete a humanizar la sociedad unida al proyecto de Dios en Jesús?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *