Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 18 de marzo de 2020

Mt 5, 17-19: Quien cumpla y enseñe será grande en el Reino

Cirilo de Jerusalén (387) Primera lectura: Dt 4, 1.5-9: Cumple los mandatos de Dios Salmo responsorial: Sal 147, 12-13.15-16.19-20

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: No piensen que he venido a abolir la ley o los profetas. No vine para abolir, sino para cumplir. 18Les aseguro que mientras duren el cielo y la tierra, ni una «i» ni una coma de la ley dejará de realizarse. 19Por tanto, quien quebrante el más mínimo de estos mandamientos y enseñe a otros a hacerlo será considerado el más pequeño en el Reino de los cielos. Pero quien lo cumpla y lo enseñe será considerado grande en el Reino de los cielos.

Comentario

La expresión que Jesús lanza con tanta fuerza y radicalidad: No piensen que he venido a abolir la ley o los profetas, se hace necesario discernirla, para captar lo qué significa y saber dónde está la novedad que propone. Jesús es el hombre de la buena nueva que busca rescatar, asumir y ratificar los valores de humanidad presentes en la conciencia ética universal. Claro que Jesús rompe con tradiciones, con prácticas convertidas en peso de deshumanización y muerte para la gente común, especialmente para los más pobres. Las interpretaciones malintencionadas de la Ley y los Profetas, Jesús las desenmascara afirmando lo fundamental, todo aquello que está al servicio de la dignidad de la persona humana. Por ello en la ratificación de todas esas verdades, Él destruye las miradas mezquinas y deshumanizantes de la Ley convertida, prácticamente, en un ídolo al que había que sacrificar la vida. Jesús invita a vivir lo esencial. Para llegar a ello hay que vivir en adhesión total a Él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *