Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 18 de febrero de 2020

Mc 8, 14-21: Cuídense de la levadura de los fariseos

Fra Angélico (1455) Primera lectura: Sant 1, 12-18 Todo don viene del cielo Salmo responsorial: Sal 93, 12-13a.14-15.18-19

En aquel tiempo, los discípulos se habían olvidado de llevar pan y no tenían en la barca más que uno. 15Él les daba esta recomendación: ¡Estén atentos! Cuídense de la levadura de los fariseos y de la de Herodes. 16Ellos discutían porque no tenían pan. 17Dándose cuenta, Jesús les dijo: ¿Por qué discuten que no tienen pan? ¿Todavía no entienden ni comprenden? ¿Tienen acaso la mente cerrada? 18Tienen ojos, ¿y no ven?; tienen oídos, ¿y no oyen? ¿No se acuerdan? 19Cuando repartí los cinco panes entre los cinco mil, ¿cuántas canastas llenas de sobras recogieron? Le contestaron: Doce. 20Y cuando repartí los siete panes entre cuatro mil, ¿cuántos canastos de sobras recogieron? Le respondieron: Siete. 21Entonces les dijo: ¿Todavía no comprenden?

Comentario

Nuestra vocación e identidad como seguidores de Jesús en contexto exige memoria y comprensión creativa. Lo cual supone la capacidad de leer la vida y el territorio al estilo de una praxis solidaria que anhela un cambio en las condiciones de vida sociopolítica, económica, religiosa y cultural en las que se vive. Esta experiencia constituye modos de ser que impulsan a las comunidades a gestar proyectos con las únicas armas que humanizan: 1) las gramáticas e iniciativas históricas que evocan la memoria y las acciones de todos aquellos que han hecho posibles escenarios de justicia y de paz [v. 14]; 2) los procesos de verdad, reparación y reconciliación que crean comunidades saneadas de odios, venganzas y xenofobia [vv. 17-19]; 3) la praxis y liderazgos sociales que no se caracterizan por ser símbolos de poder e imposición, sino de rehabilitación y sostenibilidad eco e interhumana [vv. 20-21]. ¿Tenemos la necesaria lucidez histórica, espiritual y sentido crítico ante lo que hay a nuestro alrededor para saber elegir lo esencial?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *