Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 18 de diciembre de 2020

Mt 1, 18-24: Jesús nacerá de María

Modesto (634) Primera lectura: Jr 23, 5-8 Suscitaré a David Salmo responsorial: Sal 71, 1-2.12-13.18-19

El nacimiento de Jesucristo sucedió así: su madre, María, estaba comprometida con José, y antes del matrimonio, quedó embarazada por obra del Espíritu Santo. 19José, su esposo, que era un hombre justo y no quería denunciarla públicamente, pensó abandonarla en secreto. 20Ya lo tenía decidido, cuando un ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María como esposa tuya, pues la criatura que espera es obra del Espíritu Santo. 21Dará a luz un hijo, a quien llamarás Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados. 22Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había anunciado por medio del profeta: 23Mira, la virgen está embarazada, dará a luz a un hijo que se llamará Emanuel, que significa: Dios con nosotros. 24Cuando José se despertó del sueño, hizo lo que el ángel del Señor le había ordenado y recibió a María como esposa. 25Y sin haber mantenido relaciones dio a luz un hijo, al cual llamó Jesús.

Comentario

El profeta Jeremías nos anima a un breve respiro de esperanza dentro de la opresiva atmósfera de desesperación que se vive y abre la puerta a un futuro nuevo y prometedor. Dios no abandona a su pueblo a pesar de sus infidelidades. Promete un rey nuevo que dará seguridad a Israel y a nosotros, el nuevo Israel. La historia de salvación sigue su camino con debilidades de nuestra parte y la admirable fidelidad de Dios por nosotros. Y algo más admirable aún, para prepararnos a la venida del Hijo de Dios, es que desea nuestra colaboración en este misterio. Así como José fue convocado para una misión muy concreta: cumplir lo que se había anunciado, que el Mesías sería de la casa de David, como lo es José y poner al hijo el nombre de Jesús. Obedece los planes de Dios sencillamente. Ahora somos invitados a ser los actuales mensajeros de esta Buena Noticia colaborando en hacer historia de salvación en nuestro entorno. ¿A quién ayudaremos en estos días a sentir el amor de Dios?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *