Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 16 de mayo de 2020

Jn 15, 18-21: Yo los he escogido

Juan Nepomuceno, mártir (1393) 16 Primera lectura: Hch 16, 1-10 Ven a Macedonia y ayúdanos Salmo responsorial: Sal 99, 1b-2.3.5

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: Si el mundo los odia, sepan que primero me odió a mí. 19Si ustedes fueran del mundo, el mundo los amaría como cosa suya. Pero, como no son del mundo, sino que yo los elegí sacándolos del mundo, por eso el mundo los odia. 20Recuerden lo que les dije: Un sirviente no es más que su señor. Si a mí me han perseguido, también a ustedes los perseguirán; si cumplieron mi palabra, también cumplirán la de ustedes. 21Los tratarán así a causa de mi nombre, porque no conocen al que me envió.

Comentario

Los impedimentos que el Espíritu les impone a los misioneros cristianos para adentrarse en las tierras de la Anatolia son imposibles de determinar; lo que resta es el designio divino está por encima de los planes humanos, y que la Buena Nueva ha de adentrarse en un horizonte novedoso del todo para llegar pronto a Europa, y proseguir su expansión hasta los confines de la tierra, según trazó el comienzo del libro. En un sueño, Pablo recibe la revelación de dar ese paso decisivo, de acudir en auxilio de los macedonios. Aprender a discernir las señales con las que el Espíritu dirige la ruta de la Palabra es una tarea inacabada de cada comunidad eclesial. Quizá se trate menos de ir tras nuevos horizontes continentales, y más de impregnar con los valores del Evangelio de Cristo Jesús las diferentes culturas con sus expresiones. ¿Cuáles son las aportaciones de la fe cristiana a nuestra sociedad? ¿Qué espacios, personas y conglomerados sociales requieren de los valores del Evangelio?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *