Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 16 de enero de 2021

Mc 2, 13-17: He venido a llamar a los pecadores

José Vaz (1711) Heb 4, 12-16: Acerquémonos a Dios Salmo 18: Tus palabras, Señor, son espíritu y vida

Salió Jesús de nuevo a la orilla del lago. Toda la gente acudía a él y él les enseñaba. 14Al pasar vio a Leví de Alfeo, sentado junto al banco de los impuestos, y le dice: Sígueme. Él se levantó y lo siguió. 15Mientras estaba comiendo en su casa, muchos recaudadores y pecadores estaban a la mesa con Jesús y sus discípulos. Porque muchos eran seguidores suyos. 16Los letrados del partido fariseo, viéndolo comer con pecadores y recaudadores, dijeron a los discípulos: ¿Por qué come con recaudadores y pecadores? 17Lo oyó Jesús y respondió: Del médico no tienen necesidad los sanos, sino los enfermos. No vine a llamar a justos, sino a pecadores.

Comentario

Una de las posturas que ha generado desprestigio a la Iglesia es el hecho de que ha cuidado el “buen nombre” descuidando su tarea de evangelizar por todos los medios posibles, como decía Antonio Claret en el siglo XIX. Jesús no se preocupó de eso sino de devolverle la vida y la dignidad a los que vivían condenados por los sistemas de muerte de entonces. La propuesta de novedad que trajo Jesús de Nazaret fue de acogida para las personas despreciables de aquella sociedad, las que no valían, ni contaban para la ciudadanía ni para la religión. Jesús fue mucho más atrevido… llamó a publicanos y pecadores dentro de su grupo de amigos más cercanos para que hicieran parte de los Doce. El Evangelio nos recuerda la llamada que Jesús hizo a Leví. Estamos llamados a compartir la vida con los que no son importantes en la historia. También a compartir la mesa, la vida, todo cuanto somos y tenemos con los nuevos “malditos” de nuestra sociedad. ¿Estamos dispuestos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *